Skip Navigation Links
Portada
Edición Impresa
Clasificados
Horoscopo
Galeria de Fotos
NoticiasExpand Noticias
Comentarios
Diversión/Distracción
Restaurantes
Flyers/Shoppers
   
  Shailene Woodley encuentra el camino saliendo “A la deriva”
 
  Por  Lindsey Bahr.
   
 

citalopram and alcohol death

citalopram alcohol blackout movidafm.net
LOS ANGELES (AP) - En octubre de 2016, Shailene Woodley no estaba prestando mucha atención a sus emails de trabajo. La devota ambientalista se había ido a protestar contra el ducto petrolero Dakota Access Pipeline y había sido arrestada en el proceso. No es de sorprender que se le pasara un correo de unos viejos amigos hawaianos sobre un proyecto basado en la historia de supervivencia de una mujer de 23 años en 1983. No era que no le interesara, es que estaba un poquito ocupada.
Tomó un mes que el guion llegara a las manos de Woodley, quien recuerda que lloró al leer la historia de Tami Oldham y Richard Sharp, una joven pareja que se aventuró a navegar en un barco de vela de Tahití a San Diego cuando un huracán casi destruye su nave y los puso irrevocablemente a la deriva.
“Le llamé a mis amigos de inmediato y le dije, ‘lo que tenga que hacer para filmar esta película por favor, por favor, déjenme ser parte de ella’”, dijo Woodley en una entrevista reciente.
Era exactamente el tipo de proyecto que la actriz de entonces 24 años estaba buscando. Era una historia de amor y supervivencia, de trabajar con la naturaleza, y bajo la dirección del ambicioso cineasta islandés Baltasar Kormakur, se convertiría en una de sus experiencias más salvajes ante las cámaras. Kormakur insistió en que rodaran en el mar abierto de Fiji, pese a las objeciones comprensiblemente fuertes del estudio y los financistas de la película. Pero no era algo negociable para el director, quien lleva toda la vida navegando barcos de vela.
“El primer día de filmación en el agua estaba soleado y fue como que ‘¡oh, es el mejor día de la historia!’, tomando selfies, ‘no puedo creer que la gente nos pague por hacer esto’. Y yo dije, ‘esta no es la película que queremos hacer’”, dijo Kormakur. “Dos horas después estábamos cargando baldes con vómito y pensé, ’¡esta es la película que estamos haciendo! ¡Ahora sí! ¡Rueden las cámaras!”.
Para Kormakur, quien también dirigió la película “Everest”, filmar en locaciones reales le da una autenticidad invaluable al producto final. Además tuvo al director de cinematografía Robert Richardson (“The Aviator”), galardonado con tres Oscar, detrás de las cámaras para ayudarlo.
“Creo fielmente en esto: la gente viene a ver una película y paga dinero para que uno los lleve por algo. Quieren experimentar algo que nunca han experimentado a través de la experiencia del actor”, dijo Kormakur. “Y si creas una realidad de la nada suele dar la sensación de que es un juego”.
En “Adrift”, todos estaban conscientes de que no era un juego, o tan solo una historia, sino la experiencia de vida de una mujer ahora llamada Tami Oldham Ashcraft que sobrevivió algo que pocos imaginan.
Oldham Ashcraft escribió un libro de memorias poco después de su travesía y dijo que la película “Adrift” es algo que había esperado durante 34 años. A lo largo del tiempo hubo muchas promesas y muchas posibles “Tamis”, incluyendo a Jodie Foster y Kate Hudson, pero ninguna película hasta que los hermanos guionistas Aaron y Jordan Kandell la contactaron hace unos seis años y para su sorpresa las cosas empezaron a ocurrir.
Woodley se apuntó para interpretar a Tami (“es una chica de la costa oeste”, dijo Ashcraft, “puedo sentir su vibra”) y Sam Claflin para el de Richard, cuyo casting, dijo Ashcraft, es “asombroso... desde su acento hasta sus juegos y su humor”.
Kormakur coincidió en que Woodley tenía ese tipo de “espíritu libre y amor por la naturaleza” difíciles de imitar, pero también elogió su honradez emocional.
“Hay algo auténtico cuando entra en un lugar”, dijo. “No finge nada de manera sobreactuada, el tipo de sobreactuación que a veces se puede notar en el estilo de actuación estadounidense”.
Para Woodley, es algo incluso más simple.
“La verdad es lo mío”, dijo. “Sería imposible no ser auténtico ante las circunstancias”.
Además tenía a la mano las memorias de Ashcraft y a la protagonista en cuestión para resolver dudas, grandes o pequeñas, así como temas con los que se sentía profundamente conectada.
“Lo hermoso sobre esta película es que es la historia de supervivencia de una mujer pero no es una historia de un hombre o una mujer contra la naturaleza”, dijo Woodley. “Es una mujer que aprende a trabajar con la naturaleza para sobrevivir”.
La pasión de Woodley por el proyecto fue tal que la llevó a hacer muchas cosas para el filme, tantas que eventualmente le dieron un crédito como productora.
“Se convirtió en algo más que yo peleando por mi personaje como actriz, se trataba de luchar por la integridad de todo el proyecto de principio a fin”, dijo Woodley. “Era una oportunidad única en la vida. Es algo que por más que trate de explicar con palabras la experiencia nunca podré encapsular por completo la emoción y los sentimientos que tuvimos cuando estuvimos ahí afuera. Simplemente algo sucede cuando pasas tanto tiempo con la madre naturaleza”.
   
 
 
   Mas...
ADVERTISE HERE


PDS REAL ESTATE


City of Worcester


Vocero Hispano, Inc. © 2012 All Rights Reserved.