Skip Navigation Links
Portada
Edición Impresa
Clasificados
Horoscopo
Galeria de Fotos
NoticiasExpand Noticias
Comentarios
Diversión/Distracción
Restaurantes
Flyers/Shoppers
   
  Mujer comienza sentencia de cárcel por mandar un mensaje de texto alentando a suicidio
 
  Por  Alanna Durkin Richier.
   
  TAUNTON, MA (AP) - Una mujer de Massachusetts que le envió a su novio suicida una serie de mensajes de texto instándole a suicidarse fue encarcelada por una condena por homicidio involuntario casi cinco años después de su muerte en un camión lleno de gases tóxicos.
Michelle Carter fue condenada a 15 meses de cárcel en 2017 por su papel en la muerte de Conrad Roy III, pero el juez le permitió permanecer en libertad mientras apelaba ante un tribunal estatal. La corte más alta de Massachusetts confirmó su condena la semana pasada, diciendo que sus acciones causaron la muerte de Roy.
Un abogado de Carter había argumentado que la joven de 22 años debería permanecer fuera de la cárcel mientras su equipo de defensa lleva su caso a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Sus abogados dijeron en documentos judiciales que ella no tiene antecedentes penales, no ha intentado huir y que ha recibido tratamiento de salud mental.
Pero un juez dictaminó el lunes que debía comenzar su sentencia. Más temprano en el día, el tribunal superior de Massachusetts negó una moción de emergencia presentada por sus abogados para mantenerla fuera de la cárcel.
Carter no mostró ninguna emoción perceptible cuando la tomaron en custodia, aunque sus hombros se hundieron cuando se paró y se preparó para ser llevada.
La tía de Roy expresó alivio el lunes y dijo que su familia cree que se había hecho justicia a pesar de que el caso había sido una tarea larga y difícil para ellos.
"Esperamos que nadie más tenga que sentir este dolor", dijo Becky Maki. "Su vida importaba".
Un abogado de Carter prometió continuar apelando.
"No se equivoquen, esta lucha legal no ha terminado", dijo Joe Cataldo.
Carter tenía 17 años cuando Roy, de 18 años, se quitó la vida en Fairhaven, una ciudad en la costa sur de Massachusetts en julio de 2014. Su caso obtuvo atención internacional y brindó una mirada inquietante sobre la depresión y el suicidio de los adolescentes.
Carter y Roy lucharon contra la depresión, y Roy había intentado suicidarse previamente. Su relación consistía principalmente en mensajes de texto y otras comunicaciones electrónicas.
En docenas de mensajes de texto revelados durante su sensacional juicio, Carter empujó a Roy para que pusiera fin a su vida y lo reprendió cuando vaciló. Cuando Roy puso excusas para postergar sus planes, sus textos se hicieron más insistentes.
"Sigues presionándolo y dices que lo harás pero nunca lo haces. Siempre será así si no tomas medidas", le envió un mensaje de texto a Carter el día que murió.
Pero el juez del tribunal de menores enfocó su veredicto de culpabilidad en el hecho de que Carter le dijo a Roy por teléfono que regresara a su camioneta cuando se estaba llenando de monóxido de carbono. El juez dijo que Carter tenía el deber de llamar a la policía o a la familia de Roy, pero en cambio escuchó por teléfono mientras moría.
"Después de que ella lo convenció para que regresara al camión lleno de monóxido de carbono, no hizo absolutamente nada para ayudarlo: no pidió ayuda ni le dijo que saliera del camión mientras lo escuchaba ahogarse y morir", escribió el juez de la Corte Suprema Scott Kafker en la opinión de la corte afirmando su condena.
En el juicio, el abogado de Carter argumentó que Carter inicialmente había tratado de convencer a Roy de suicidarse y lo alentó a buscar ayuda. Su abogado dijo que Roy estaba decidido a suicidarse y que nada de Carter podría cambiar eso.
Sus abogados de apelación dijeron que no había pruebas de que Roy hubiera vivido si Carter hubiera pedido ayuda. También argumentaron que no había pruebas suficientes para demostrar que Carter le dijo a Roy que regresara a su camión.
Su llamada telefónica con Roy no fue grabada, pero los fiscales señalaron un mensaje de texto que Carter envió a un amigo dos meses más tarde, en el que dijo que había cometido la muerte de Roy y que le había dicho a Roy que "volviera a subir" al camión.
Daniel Marx, quien argumentó el caso ante el Tribunal Supremo Judicial, dijo la semana pasada que el fallo del tribunal "estira la ley para culpar a una tragedia que no fue un delito".
"Tiene implicaciones muy preocupantes, para la libertad de expresión, el debido proceso y el ejercicio de la discreción del fiscal, que deben preocuparnos a todos", dijo.
   
 
 
   Mas...
Warren lanza su candidatura en ciudad con muchos hispanos
Warren lanza su candidatura en ciudad con muchos hispanos

Violencia de género en América Latina: El lamentable costo social
Violencia de género en América Latina: El lamentable costo social
CENTRO INC


O'CONNOR & CO. INSURANCE


ADVERTISE HERE!


Vocero Hispano, Inc. © 2012 All Rights Reserved.